martes, 21 de julio de 2015

Chocolate brownie cookies

Últimamente las recetas originales que tengo son de dulces... y hoy tocan unas galletas para chocolateros de verdad: chocolate brownie cookies!!! Vamos, que si no te gusta el chocolate fuerte y denso, no las pruebes! Y si te gusta, ohhhhhh... son espectaculares! Solas, con café, leche... para darse el gustazo de chocolate. Por cierto, para niños no sé si son... a Martín con una le llega para estar corriendo horas, aunque corre igual a 30ºC-40ºC (qué calor de julio), con o sin dulce, sueño, etc.
Ah, el nombre: efectivamente el sabor recuerda a brownies!

CHOCOLATE BROWNIE COOKIES

Ingredientes (salen 2 bandejas -  2 bandejas y media de galletas grandes)

425 g chocolate troceado (al gusto, yo utilizo el de postres)
4 cucharadas grandes de mantequilla (sólida)
4 huevos grandes a temperatura ambiente
1 taza de azúcar
1 cucharada pequeña de vainilla
1/4 cucharadita de sal
3/4 taza harina tamizada
1 cucharada de levadura en polvo
150 g de gotas de chocolate blanco (o mezcla con chocolate con leche y/o negro, algusto). Yo no compro nunca las gotas, troceo directamente el chocolate.

 
Preparación

Derretir el chocolate troceado (425 g) con la mantequilla, al baño María. En un bol, batir los huevos con el azúcar con batidora eléctrica (velocidad media) hasta que clareen y suban de volumen (unos 6-7 minutos). Añadir la vainilla y la sal; a continuación, con una espátula, mezclar con el chocolate derretido. A continuación, añadir la harina y la levadura, mezclando bien. Por último, agregar las gotas de chocolate.
Pasar la mezcla a un molde para hornear poco profundo, tapar con un film y congelar la masa (sí, mejor congelador) durante 1 h, hasta que esté bien fría y firme.
Precalentar el horno a 180ºC, y preparar 2 bandejas para galletas (mejor con papel vegetal). Ir distribuyendo la masa, en cantidades de dos cucharadas grandes y sin aplastar, dejando unos 5 cm entre ellas. 
Hornear unos 10 - 15 minutos, hasta que las galletas estén secas en el borde y aparezcan grietas en la parte superior. 
Sacar las bandejas, y dejar enfriar las galletas en las bandejas unos 10 minutos. Después, transferir a una rejilla, para que enfríen completamente.

Y por fin, a disfrutarlas!!!! Qué ganas tenía de repetirlas...


Detalle por dentro: húmedas y densas...

domingo, 21 de junio de 2015

Apricot blondies

Buenas!

Hoy, otra receta dulce... la hice ya un par de veces, está deliciosa! Son barras con orejones, con esa textura muy viciosa, que va bien sola, con café, con leche... Son más veraniegas que las Snickerdoodle bars (la canela siempre fue muy otoñal), y para cumplir caprichos de dulce además de helados, con frutos secos son estupendas!

APRICOT BLONDIES

Ingredientes
1 taza y media de harina
1 cucharadita y media de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/4 cucharadita de sal
Pimienta negra recién molida
115 g mantequilla a T ambiente
3/4 taza de azúcar moreno
2 cucharaditas de extracto de vainilla líquida
1 huevo grande
Para sabores: 1/2 taza de orejones picados, 1/2 taza de chocolate blanco troceado. Se puede sustituir el chocolate por 1/2 taza arándanos

Estas cantidades (las tazas que utilizo de medida llevan un volumen de 250 ml de agua) dan para un molde cuadrado de 21 cm de lado, lo cual hace una cantidad pequeña, estupenda para que no de tiempo a secarse en la alacena...

Preparación

Mezclar en un tazón pequeño la harina tamizada con la levadura, el bicarbonato, la sal y la pimienta. En un bol grande batir la mantequilla (si es necesario, darle un par de segundos en el microondas para ablandarlo) con el azúcar moreno y la vainilla, que quede cremoso. Añadir el huevo y batir hasta que quede suave. 
Añadir los sabores: orejones y chocolate (la receta original añadía otra 1/2 taza de almendras picadas, pero no me apetecía). Cuando repetí la receta (las fotos actuales) cambié el chocolate por arándanos, para que fuera un poco más sana!
Por último añadir la mezcla de harina y juntar bien. La masa es muy sólida, lo mejor es unirla bien con un tenedor.

Poner el horno a 165ºC y preparar un molde, mejor cuadrado de unos 21 cm de lado, con papel vegetal para que no se pegue. Echar la masa y estirarla bien con el tenedor o una paleta (la masa queda dura). Finalmente, hornear en la parte baja del horno de 20 a 30 minutos, hasta que se dore y al pinchar un palillo salga seco (con alguna miga pegada). El tiempo en la receta original subía a 45 minutos, pero yo lo hago con un molde de aluminio, y suele cocinarse en menos tiempo, por eso a partir de los 20 minutos vigilo el horno.


Riquísima!!! La última vez conseguí que durase 2 días, y ya tengo ganas de repetirla! La textura es de migas, se deshacen los bordes al cortarla (vamos, textura de las famosas bars, para mí a medio camino entre bizcocho y galleta). Con el chocolate blanco queda como más untuosa por el chocolate, pero bueno, también sube el nivel de azúcar! :D

Espectacular para un desayuno sano y original... A repetirla!

martes, 19 de mayo de 2015

Pastel de verduras y quinoa

Buenas!

Hoy otra receta salada! Un poco de tiempo para fotos y a lo loco! 
Nada, que me encantan los pasteles de verduras, quiches, con o sin base, con bacon, jamón o lo que se tercie... varío mucho los ingredientes, sobre todo dependiendo de lo que haya que acabar en la nevera... 
Hoy tocaba nata, huevos y un poco de jamón cocido. Estuve buscando recetas con quinoa (ya que entre sus múltiples propiedades tiene hierro y Martín y yo andamos bajos) vi una especie de tarta de quinoa con espinacas. Y aunque no tenía espinacas, decidí probar la mezcla de quinoa así, y no defraudó! Por cierto, la quinoa tiene potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, zinc, ácidos grados, etc. Visto lo visto es súper sana, además de estar de moda últimamente.
Resumiendo, una comida potente (no es para dieta ligera), pero nutritiva y a prueba de Martín que la comió estupendamente, lo cual es un bonus!!

PASTEL DE VERDURAS CON QUINOA 

Ingredientes (para 4 personas)

1 puerro grande troceado
2-3 zanahorias troceadas
2-3 lonchas de jamón cocido troceadas
1/2 taza de quinoa, cocida según indique en el envase
4 huevos 
1 taza y media de nata
1/2 taza de leche entera 
(generalmente, prefiero la leche evaporada a la nata, más ligera, pero lo dicho, hay que aprovechar lo que queda en casa)

Preparación
Poner a cocer la quinoa (sobre unos 20 minutos). En una sartén mediana con un buen chorro de aceite rehogar el puerro y la zanahoria, con un poco de sal, hasta que estén blandos (10 minutos aproximadamente). Después, mezclar la quinoa con la verdura y el jamón cocido (éste opcional). Dejar enfriar un poco. La mezcla tiene esta pinta: 


En un bol aparte, batir los huevos y mezclar con la nata y la leche (o leche evaporada en su lugar). Sazonar, y añadir un poco de pimienta negra y perejil picado al gusto. Un buen puñado de queso rallado también le queda muy, muy bien... 

Precalentar el horno a 180 - 185ºC. Juntar la mezcla de quinoa con los huevos. Si no está muy fría, remover continuamente para que no cuaje. Si se quiere la mezcla más líquida se puede añadir nata. Echar todo en un molde para horno de unos 22 cm de diámetro y hornear unos 25 - 30 minutos, hasta que cuaje. Saliendo del horno:



La quinoa le da un toque muy original al pastel! Queda casi como crujiente, y de sabor acompaña bien. Ahora tengo ganas de probarlo con espinacas, pero esa sí va a ser otra batalla con Martín, jejeje!


 Pues lo dicho, una buena receta, muy nutritiva, con hierro, y una forma original de comer quinoa! A disfrutarla!

lunes, 18 de mayo de 2015

Pastel de carne con salsa de cebolla

 Hola!!!

Van unos cuantos meses... y aunque sigo cocinando, lo de hacer fotos / publicar es complicado! (como cualquiera que tenga un blog sabe). Pero haciendo un poco de hueco, hoy va una comida contundente y para muchos! Pastel de carne con salsa de cebolla! Quizás mejor para otoño, pero la verdad es que se deja comer en cualquier momento, y sobre todo con antelación. 

La receta es para 8, así que la preparé igualmente y aún tengo para la semana, como atestigua el tupper: 


Aguanta muy bien varios días, así como la salsa, así que se puede aprovechar y variar el acompañamiento. La saqué de Food & Wine (qué vicio), con "Affordable recipes for a crowd" o bueno, comida normal para una casa gallega (exagerados!). Receta original aquí. De todas formas, estas recetas entre el inglés y las cantidades siempre las traduzco. El pastel queda muy bueno, cremoso, tanto recién hecho como recalentado unos días después! La salsa de cebolla, también aguanta en la nevera, y creo que la voy a utilizar con otros platos. Allá vamos!

PASTEL DE CARNE CON SALSA CREMOSA DE CEBOLLA

Ingredientes
Pastel de carne
Un buen chorro de aceite de oliva
1 cebolla grande picada fina
2 zanahorias grandes picadas finas
1 rama de apio picado fino
2 dientes de ajo picados
1 taza y media de pan rallado
4 huevos grandes
2 cucharadas (grandes) de mostaza de Dijon
2 cucharadas de salsa de tomate
2 cucharadas de salsa Worcestershire
1 cucharadita de tabasco
Sal y pimienta negra
1.36 kg carne picada de ternera
0.45 kg carne picada de cerdo
225 g queso parmesano rallado (u otro tipo de queso rallado para cocinar)

Salsa cremosa de cebolla
2 cucharadas de mantequilla
2 cucharadas de aceite de oliva
2-3 cebollas grandes en rodajas finas
1/4 taza de harina
1 litro de caldo de pollo (yo lo añadí comprado, bajo en sal)
1 taza de nata líquida
Sal y pimienta negra
Preparación

Pastel de carne

Calentar el aceite en una sartén mediana. Añadir la cebolla, las zanahorias, el apio y el ajo y cocinar a fuego moderado, removiendo de vez en cuando, hasta que todas las verduras estén suaves (8 - 10 minutos). Repartir la mezcla en un bol o recipiente grande y dejar enfriar. Añadir entonces el queso, los huevos, las salsas (tomate, mostaza, Worcestershire y tabasco), 1 cucharada y media de sal, 1 cucharadita de pimienta y remover bien para formar una pasta. Finalmente, juntar con los dos tipos de carne picada y el pan rallado y trabajar toda la mezcla con las manos, para que quede bien homogénea.
Preparar una fuente para hornear, aceitándola o con papel vegetal. Precalentar el horno a 200ºC. Distribuir la mezcla de carne en 2 pasteles y darles forma, sobre unos 25 - 30 cm de largo. Colocarlos en la fuente con una distancia entre ellos de unos 10 cm. 
Colocar en el horno (en la zona inferior) y cocinar sobre 1 hora, hasta que se dore y se forme una costra por encima. También se puede comprobar con un termómetro, pinchando los pasteles y que en el centro pase de 65 - 70ºC. 
Dejar reposar los pasteles unos 15 minutos, y servir en rodajas gruesas con la salsa de cebolla.


Acompañamientos: el que se quiera! En este caso unas patatas al horno, troceadas y untadas con una mezcla de aceite, salsa de tomate y eneldo. Unas verduras al horno (pimientos, zanahorias, espárragos) también estupendas!

Salsa cremosa de cebolla

En una olla grande, derretir la mantequilla en el aceite de oliva. Añadir las cebollas en rodajas y remover bien. Tapar la olla y cocinar a fuego moderado hasta que las cebollas estén suaves (sin dorarlas), unos 10 - 15 minutos. Incorporar la harina y cocinar otros 2 minutos. Añadir el caldo de pollo y cocinar hasta que la salsa espese, unos 8 - 10 minutos. Agregar finalmente la nata y cocinar unos 5 minutos más a fuego moderado.
Triturar la salsa para que quede suave y sazonar con sal y pimienta al gusto (yo eché un buen puñado de cada) y cocinar otros 5 minutos más. Si se quiere más espesa, añadir maicena, por ejemplo, o dejar reducir más tiempo la salsa. 

Queda muy rica y suave (depende también de las cebollas, claro está), y es muy buena para otras combinaciones. 


Pues lo dicho!!!! A disfrutar el plato, una forma diferente de añadir carne roja a la comida (que tiene hierro, y en casa andamos últimamente faltos de!). Y cómo no, fácil para que los niños coman, es lo que tiene la carne picada en general... Buenas cantidades, para repetir o para cuando seamos más en casa!

Mientras, aunque vamos retrasados con los plantíos, las fresas este año ya empiezan a dar frutos... Así que con la terraza y el buen tiempo a ver si añado recetas al blog!
Saludos!

lunes, 8 de diciembre de 2014

Snickerdoodle muffins

Keep trying... No, no se trata de una receta repetida (snickerdoodle bars de hace un año)... No soy muy fan de cupcakes/muffins con toppings, pero si aparece una receta de snickerdoodle muffins, mirando hacia Navidad, toca probarla!!!  
Éxito estupendo, buenísimos para un desayuno / café navideño! Potentes de sabor, eso sí, y calóricos. Pero merecen la pena...

Ingredientes (salen unos 24 pequeños, sobre papel de magdalena)

2 tazas y media de harina tamizada
1 cucharada y media (pequeña) de canela molida
1 cucharada y media (pequeña) de levadura
1/4 cucharada de bicarbonato de sodio (pequeña)
1/2 cucharada de sal fina (pequeña)
1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
1 taza y media de azúcar
1 cucharada de extracto de vainilla (pequeña)
3 huevos grandes a temperatura ambiente
1 taza de leche entera

Cobertura

2 tazas de mantequilla a temperatura ambiente
1 taza y media de azúcar en polvo
1 cucharada pequeña de extracto de vainilla
1 cucharada pequeña de canela molida
1 pellizco de sal fina


Preparación
Preparar los muffins: precalentar el horno a 180ºC y preparar moldes para magdalenas (yo utilizo los moldes de papel sobre moldes de silicona para que no pierdan la forma).
Mezclar la harina con la canela, el bicarbonato, la sal y la levadura en un bol. Por otro lado, batir la mantequilla - reblandecida (con un toque de microondas si hace falta) - y el azúcar con una batidora eléctrica, unos 2-3 minutos hasta que se forme una mezcla esponjosa.
A continuación, añadir a la mantequilla la vainilla y los huevos, de uno en uno, mezclando bien. Por último, añadir la harina en 3 pasos y la leche en 2, intercalándolos (harina - leche - harina - leche - harina) y mezclando lo justo para que quede la masa integrada.
Colocar la masa en los moldes, sin llenar hasta el borde, y hornear unos 15-20 minutos (o hasta que metiendo un pincho éste salga limpio). Dejar enfriar y preparar la cobertura.
Para hacer el glaseado, se bate la mantequilla con el azúcar en polvo, con una batidora eléctrica con velocidad alta. Cuando esté bien mezclado y esponjoso, reducir la velocidad e ir añadiendo la vainilla, la canela y la sal. El glaseado tiene que quedar suave y esponjoso.

Cubrir los muffins con el glaseado (una vez que estén bien fríos). Espolvorear con un poco de canela en polvo, al gusto!!!

Comerlos en el propio día... están suaves y muy buenos! De todas formas, en un recipiente hermético aguantan un par de días. 

 
Lo dicho, a la espera de recetas y comidas navideñas, ya tengo desayuno para vacaciones... Saludos!


martes, 4 de noviembre de 2014

CHOCOLATE CHIPS PUMPKIN BARS

Desde junio! Vaya, cómo pasa el tiempo... y pasa de todo por el medio, en fin. Pero estamos en noviembre, acabando el año!!!! Y como siempre, aprovechando la comida estacional: CALABAZAS!!!!! Qué ricas, me encantan... Aparte de repetir la tarta de queso y calabaza (cousa rica, mimá), sopas sustanciosas con calabaza y recordando el brownie de calabaza del año pasado, me decidí por una receta nueva!!!! (jurl, jurl, jurl): CHOCOLATE CHIP PUMPKIN BARS. O la demostración de que estas cosas en inglés siempre suenan genial...
Tenía varias recetas de calabaza en la reserva (las cogí de Food&Wine), pero creo que me decidí por ésta por ser bars, una textura un poco diferente: alguien se acuerda de las Snickerdoodle bars??? Snifff yo sí... el sniff viene por la receta del blog, donde hablo de los Cumberdons!!! Y el sniff es que el otro día tenía un viaje a Gante, pero me quedé en tierra por el avión... después de casi todo el día en el aeropuerto. Aparte de la faena de trabajo, que bastante, iba toda decidida a comprar cumberdons y me quedé sin ellos! Pero bueno, hay un congreso en junio allá, a ver si lo pillo!!!
Aquí va la receta: especiada, completa, un color estupendo (la calabaza era de Calo, pure organic pumpkin)... ideal para otoño. Por cierto: pongo las cantidades que usé yo, sin cobertura (en la receta aparecía la clásica de queso crema), con un poco menos de nueces y chocolate que en la receta original. Las unidades de taza para mí son una taza de tamaño mediano, y la cucharada una de postre normal.

CHOCOLATE CHIP PUMPKIN BARS (unas 24 barras según la receta)
Ingredientes

1 buena taza de calabaza en puré (yo la preparo asada, unos 40 min en papillote, y luego la trituro).
2 tazas y 1/4 taza harina
1 cucharada bicarbonato de sodio
1 cucharada sal
1 cucharada y 1/2 c. canela
Una pizca de nuez moscada
Una pizca de clavo
1/4 cucharada pimienta de Jamaica
1/4 cucharada jengibre (fresco rallado)
1 taza mantequilla
1 taza azúcar blanco
1/2 taza azúcar moreno
1 huevo y 1 yema a mayores
2 cucharadas de vainilla
3/4 taza de nueces picadas
1/2 taza chocolate negro troceado (unos 100 g, al gusto)



Preparación

Calentar el horno a 180º y preparar un molde de tamaño medio, preferiblemente con papel vegetal.
Tamizar la harina con el bicarbonato, la sal y las especias (canela, pimienta de Jamaica, clavo, nuez moscada, jengibre). En otro bol, mezclar la mantequilla con los azúcares, removiendo hasta que quede una mezcla suave (yo le doy un golpe de microondas, algunos segundos, que reblandezca la mantequilla). 
Añadir el resto de los ingredientes, integrándolos bien: el huevo y la yema (de uno en uno), la calabaza y la vainilla. Incorporar la harina con las especias a cucharadas (ya tamizada), mezclando bien. Por último, añadir las nueces y el chocolate. Dejar algunas para espolvorear por encima si se quiere.
Echar la mezcla en el molde que quede distribuida uniformemente. Hornear unos 25 - 30 minutos, y comprobar con un pincho que esté hecho.
Poner a enfriar sobre una rejilla. Desmoldar y cortar en barras rectangulares. Y a disfrutarlo!

La consistencia es diferente de un bizcocho: con bastante miga, un poco más seco. Buena receta de calabaza...

Y este año, celebramos el día de Difuntos en el contesto de la interculturalidad: Samaín, Difuntos, Halloween. Cualquier excusa para celebrar, y recordar!

lunes, 16 de junio de 2014

Bizcocho de fresa


Calor!!! Que ya le toca... Días largos para disfrutar y hacer un montón de cosas más... De ahí esta entrada de hoy!
 
Y con el calor también se estropea todo, así que siempre queda algo para aprovechar en la cocina, en especial la fruta... Así que toca bizcocho de fresas, para degustar en la terraza! Es un bizcocho suave, húmedo y fresco por la fresa, estupendo para estos días...
La receta base aparece en muchos blogs por ahí, separando o no fresas trituradas para decorar (un ejemplo de Vanesa Sierra). Al gusto!

Ingredientes

4 huevos
210 g azúcar
250 g harina
1 sobre de levadura
50 g aceite de girasol
1/2 yogur natural
250 g fresas trituradas

Preparación

Primero se trituran las fresas y se reservan. En un bol batir los huevos con el azúcar, con batidora eléctrica, hasta que blanqueen y aumenten su volumen (unos 8 minutos deberían ser suficientes). Añadir a continuación el yogur, el aceite de girasol y las fresas trituradas, sin parar de batir. Finalmente, incorporar en forma de lluvia poco a poco la harina en conjunto con la levadura.
Preparar para el horno un molde de tamaño medio (21 cm de diámetro) y hornear, a 180ºC durante unos 30 - 35 minutos (o hasta que al pinchar la masa salga el pincho limpio). Dejar enfriar, desmoldar y disfrutar...

Según gustos, parte de las fresas trituradas se pueden echar por encima del molde, para que quede jaspeada esa zona; yo lo prefiero todo junto. Se puede decorar con azúcar glas, nata, etc. A mí me gusta el bizcocho tal cual, solo, con leche...

Lo dicho, para gustos, y a disfrutar! Tengo curiosidad de probarlo con otra fruta de baya o estilo ciruela o así, también debería salir muy bueno!
 

(merchandising subliminal en la terraza, leche y se intuyen las orejas de la camiseta de Cans...). Feliz verano, ya a las puertas!


Ah, detalle: sigo quitando tiempo para mermelada (ésta de ayer de albaricoque). Martín desayuna tostadas, así que con más gusto todavía...