jueves, 30 de julio de 2009

Galletas de mermelada

Hulas!

Ya acabando la semana... y el mes! Increíble al ritmo que pasa el 2009 (eso sí, las vacaciones me tardan en llegar :D).

La receta de hoy son unas galletas, cuya receta cogí prestada en el blog de Milena. Las galletas en cuanto a dulce no son mi fuerte; van mejor los scones o muffins, pero quedaron muy ricas!

GALLETAS DE MERMELADA

Ingredientes (20 galletas)

200 g mantequilla
125 g azúcar glas
1 clara
1 pizca de sal
2 cucharadas de azúcar avainillado
400 g harina

Relleno:
100 g mermelada (o 50 g/50 g de dos sabores)
2 hojas de gelatina neutra (1/1 para cada mermelada)

Preparación

Calentar la mantequilla en el microondas para que se ablande un poco (no licuar). Batirla con el azúcar y la clara, hasta que quede cremosa y brillante.

Añadir la sal y el azúcar avainillado. Sobre esta mezcla, ir tamizando la harina e incorporándola. Parece que es mucha harina, pero la mezcla la absorbe bien.

Una vez mezclados todos los ingredientes, formar una bola y meterla a la nevera 1 hora, cubierta con un film. Incluso podría estar más tiempo!

Una vez enfriada, estirar la masa hasta que tenga unos 2-3 mm de grosor, y cortar las pastas con la forma que se quiera. Me han regalado hace nada unos cortapastas con forma de muñecos, así que busco cualquier excusa para utilizarlos!


Bueno, y aquí hago un poco de trampa. La masa estaba algo pegajosa, así que no pude levantar las siluetas de forma tan fácil... Fui prácticamente una a una, y trabajando sobre papel vegetal y con harina para que no se pegase.

A la mitad de las galletas se les hace un agujero con un cortapastas pequeñito o lo que se tenga (como la boquilla de una manga pastelera).

Precalentar el horno a 200ºC. Una vez caliente, introducir las bandejas con las pastas y hornear unos 10 minutos o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Una vez están, retirar y dejar enfriar las galletas.

Ahora vamos con el relleno!!!!

Remojar las hojas de gelatina en un recipiente con agua durante un rato. Poner a hervir la mermelada: cuando burbujee retirar del fuego y echar la gelatina, revolviendo hasta que se incorpore bien. Si se hace de dos sabores, hacerlo en dos tandas!

Se deja enfriar la mermelada para que vaya cuajando: para el relleno lo ideal es que pierda la liquidez pero que no cuaje de todo. A mí una de ellas se me pasó y tuve que calentarla de nuevo!

Para rellenar, poner un poco de mermelada en el centro de las galletas enteras, colocar una galleta con agujero encima y aplastar, de forma que abulte un poco la mermelada por el hueco. Yo estiré un poco el relleno, porque si no no llegaba de forma homogénea a los extremos de los muñecos.

En la foto siguiente pongo el resultado! A la pobre galleta que me salió descabezada la llamamos cariñosamente Luis XVI...



Bueno, de aquí en adelante se pueden decorar las galletas con azúcar glas, un glaseado normal, chocolate incluso... Vamos, al gusto. Yo las dejé al natural, con la mermelada (aprovechando la mermelada de ciruela, capítulo 2):


La verdad es que son muy agradecidas: ricas y muy bonitas!!!! Fijo que repito la receta, porque se van acabando en casa y en el trabajo, que les traje la prueba.
GALLETAZ DE COLOREZ!!!!!!!!!!!!!
Y por último hoy, un abrazo y un beso para Perla Alicia. Es una chica mexicana que estuvo de estancia en el trabajo en otro departamento. Nos conocimos y resultó ser encantadora, muy maja! Así que al final Javier y yo la llevamos a visitar Santiago y Coruña, mientras le contamos todo lo que sabíamos de historia y demás características de Galicia en general y del ser gallego en particular.
Alicia, espero que quieras volver a Galicia! Por aquí te echaremos de menos hasta entonces...

domingo, 26 de julio de 2009

Aniversario y tortitas!!!!

Feliz domingo!!!!!

Y FELIZ PRIMER ANIVERSARIO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! (como bien explica Javier: eres un sol, pequeñajo).

Fotos del centro que ha regalado la familia:



Es absolutamente precioso!!!!! Así que 

MUCHAS GRACIAS Y BICOS A TODOS!!!!!

Y recordando hace un año:

Ayer fuimos a cenar al hotel donde celebramos la boda (foto arriba, la entrada): NH Obradoiro, Santiago de Compostela...  Si algún día queréis disfrutar de cocina creativa y rica, rica, es un lugar muy bonito y acogedor!

Y para empezar bien el día de aniversario (después de levantarnos a las 2 de la tarde), aprovecho y pongo una receta:

TORTITAS AMERICANAS

Ingredientes

225 g harina
2 cucharaditas de levadura
2 cucharaditas de azúcar
Una pizca de sal
2 huevos grandes
425 ml leche
60 ml (4 cucharadas) mantequilla derretida
Mantequilla/margarina para freír las tortitas

Preparación

Tamizar la harina y la levadura a un bol. Añadir el azúcar y la sal a la harina y hacer un hoyo en el centro.
Abrir los huevos y echarlos en el hoyo; incorporar poco a poco la harina de los costados.
Ir añadiendo la leche poco a poco, batiendo la mezcla. A continuación, repetir el proceso con la mantequilla. Ha de quedar una pasta con consistencia similar a la nata espesa.

Poner a fuego fuerte una sartén y untarla con la mantequilla. Echar una cantidad de pasta (yo suelo echar casi un cucharón de servir sopa, salen tortitas grandes), dejando que extienda y coja forma redonda.

Esperar hasta que burbujee por encima (la masa va cambiando de color) y dar la vuelta. Hacer por el otro lado y retirar la tortita.

Untar con mantequilla antes de echar la masa para cada nueva tortita. Salen como para 4 personas, con esta cantidad, aunque depende del hambre que se tenga!!!!

Hombrecitos de tortita!


Están estupendas con chocolate, nata, miel... Y aunque la masa sabe rica sola, sí parece pedir el relleno, así que hay que disfrutar!!!

El mejor del día: nata y la mermelada de ciruela de la entrada anterior. INMEJORABLES!

Besos a todos!

jueves, 23 de julio de 2009

HEMC#35: Mermelada de ciruela


Hola!

De esta vez me he animado, y presento una receta para participar en el HEMC#35: Conservas Caseras!

Y para demostrar lo casera que es, apunto: la he hecho con mi suegra, de las ciruelas que nos dio mi madre, de la huerta. Así, que como se suele decir, todo "made in feito na casa".

Ingredientes:

1 kg ciruelas (pesadas una vez sin piel ni huesos)
300 g azúcar
Un trozo de piel de limón

Pongo las proporciones utilizadas; normalmente cogemos la fruta a barullo y se pesa después.

Preparación
Se lava la fruta, revisando si tiene alguna zona mala que haya que quitar. Se pone así, sin pelar ni quitar hueso, a una olla a fuego fuerte, con la piel de limón (se puede añadir una rama de canela si se quiere). Como las ciruelas son muy jugosas, no hace falta añadir agua.

Se va removiendo mientras se calienta, de forma que la fruta empieza a soltar agua. Mínimo unos 10 minutos hasta que se va despegando la carne del hueso. De todas formas, ir ayudando con una cuchara de madera:

Cuando los huesos quedan bastante limpios, se va pasando la fruta por un chino, para eliminar las pieles y huesos. Es entonces, con la pulpa limpia (quitada la piel de limón y la canela) cuando se pesa para añadir el azúcar.
Las recetas originales, según Herminia, ponían 500 g de azúcar por kilogramo de fruta. No nos gusta la mermelada empalagosa, así que pusimos 250 g/1 kg (lo cual siempre depende de lo dulce que esté la fruta), y después se ajustó (unos 100 g más). Lo dicho, 300 g/1 kg finalmente.
Se deja cocer la pulpa y el azúcar a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Aquí es donde está el punto para las mermeladas: dejar cocer hasta que al poner un poco en un plato, esté espesa. Tiene que enfriar un poco en el plato, y comprobar que tiene el punto dejando que resbale.
A partir de aquí, se rellenan botes de cristal en caliente, hasta arriba de todo. Se cierra, y al enfriar baja el nivel de la mermelada en el tarro y produce el vacío para que se conserven.



Este año la mermelada de ciruela está riquísima, al igual que las ciruelas!!! La anterior es del 2007, y resultó más oscura. Porque el rojo que se ve en las fotos es natural: impresionante!
Ahora, toca disfrutar con tostadas, tartas, etc. Y repartir con la familia!

martes, 21 de julio de 2009

Piña aprovechada

Huuulas!!!
Nada, nada... seguimos de verano ¿?. Pongo ¿? porque con el tiempo que está haciendo aquí en Galicia casi ni olemos el verano. Y por esa sensación extraña de mirar alrededor y pensar "pero cómo está todo el mundo de vacaciones y yo no doy abasto?" (quitando mis compañeros de trabajo, claro). Espero que para mediados de agosto el tema cambie...
De todas formas, en algo sí se nota que es verano: la huerta!!!! Así que para abrir boca pongo las judías, del huerto de mi madre, que me voy a zampar en un ratillo...






Qué gusto productos caseros! Ya tengo pimientos también, pasaron las lechugas, y ahora estoy esperando por los tomates...
Por otro lado, en esta época cocinamos menos y más rápido (como se ve buceando por los blogs), entre salidas, comidas con gente y demás. Así que ayer tenía en la nevera restos de una piña que le quedaba poco para perderse. Y de ahí la receta de hoy:
PIÑA APROVECHADA AL FLAMBÉ
Ingredientes
Trozos de piña natural limpios
2 cucharadas grandes de mantequilla/margarina
1 o 2 cucharadas de azúcar moreno al gusto
Cointreau (u otro licor similar)
Preparación
Se trocea la piña y se limpia bien. En una sartén, se derrite la mantequilla; cuando esté, se añaden los trozos de piña y el azúcar moreno.
Se hace la piña en la sartén: ayer no se me tostó apenas porque soltó mucho jugo.
Después, se añade el licor, y se prende fuego para ayudar a consumir el alcohol. No me hizo mucha llama (tampoco había hecho un flambé antes).
Al final quedó la piña muy rica, con una salsa algo espesa y mucho sabor:

Y lo más importante, aprovechar la piña! Nunca se debe tirar comida...



Por otro lado, pongo unas fotos que tenía pendientes de principio de mes. La primera semana de julio estuvo la feria medieval en Santiago, que vale la pena visitar. Alguien me comentó que todas las ferias medievales se parecen, pero a mí me encantan. Puede ser por no visitar muchas, o porque la de Santiago, como es muy grande (cubre muchas plazas y calles en la zona vieja) y tiene suficientes puestos de comida :D, me gusta mucho. Tiene su encanto; la foto que pongo es de la plaza de la Quintana, alrededor de la catedral:

Y además allí, compramos ACEITUNAS!!!!!!!!! Pero qué vicio tengo... y están tan buenas!!!!

Además, unas aceitunas con una cervecita a la noche después del trabajo son impresionantes, además de síntoma de buena salud:


La Estrella Galicia en vaso de Guinness es lo que llamamos "cerveza en el contexto de la interculturalidad". Un beso!

jueves, 16 de julio de 2009

Rata y termo

Hola a todos!

Nada, julio no está siendo muy productivo (en general: ni buen tiempo, ni tiempo para nada que hay mucho trabajo!). Así que como se me dio por hacer dieta y estamos comiendo la mitad de los días fuera, no hay muchas recetas... Bueno, miento: el otro día hice gazpacho (por vez primera!): en Galicia no es tan común, pero rico un rato :D. A ver si lo repito y le saco fotos!
De todas formas, siempre nos quedarán los rayos X... (que pensó Roentgen)

Ayer estuve recopilando imágenes de otra temporada. Os pongo un vídeo de cortes tomográficos - en falso color - de una rata que había hecho en la facultad. La pobre está atrapada en un plástico, para mantenerla de pie. Se ven perfectamente los huesos (patas, dientes, columna vertebral), zonas blandas e incluso zonas de aire que corresponderían al intestino, ya en los últimos cortes.
video



Y por último, algo sí actual: una radiografía de mi termo. Si no hay buen café en el trabajo, hay que traerlo... Estupendo el sistema de apertura para verter: funciona con el muelle que se ve perfectamente, la rosca, la doble cámara...



Un saludo a todos!

miércoles, 8 de julio de 2009

Croquetas (de mi madre)

Hulas!
Hoy va una entrada de croquetas... Las he hecho tan sólo dos o tres veces, ya que me ocurre como con muchas otras comidas de tipo caldo, cocido, pollo asado, fabada... Son comidas comunes, y muy ricas, que tomabas siempre en casa de pequeñajo. Vamos, que es la cocina típica de madre, y curiosamente no es algo que repitas. Por un lado, por cantidad y otra porque entre prisas, dietas y demás, quieres algo rápido y ligero. Y las croquetas, son muy ricas, pero llevan tiempo...
De todas formas, el otro día hice una carne asada perdida en el congelador, y sobró algún trozo que otro. Así que nada, puestos a aprovechar comida, lo que se hace son las croquetas:
CROQUETAS (de mi madre).
Ingredientes
1/2 cebolla, mediana - grande, picada fina
2 o 3 cucharadas grandes de harina
500 ml leche
2 o 3 cucharadas grandes de aceite
Nuez moscada, sal.
Ingrediente: carne hecha (picada), o bonito, o jamón, etc.
Preparación
En una sartén, se pocha la cebolla en el aceite. Cuando esté transparente, retirar la cebolla, y dejar enfriar un poco el aceite, poniendo la sartén a fuego bajo.
Echar en este aceite la harina, removiendo para integrar bien la harina y el aceite. Templar en el microondas la leche (uno o dos minutos), y cuando la harina empiece a tostarse en la sartén, ir añadiendo la leche poco a poco, revolviendo para integrar bien y sin que queden grumos.
A mí antes o después siempre me quedan grumos. Así que aunque no es muy ortodoxo, cojo la mezcla y la paso por batidora antes de seguir al fuego.
Cuando se haya echado toda la leche, ajustar de sal y nuez moscada al gusto. Dejar cocinar - que burbujee de forma suave - unos diez minutos, para que vaya espesando y remover de vez en cuando. Como la harina ya se tostó, los 10 minutos deberían ser suficientes para que esté cocinada.
Por último, añadir el sabor, cantidad al gusto. Remover e integrar bien, y dejar enfriar. Mínimo unas dos horas antes de darles forma; de esta vez y por las prisas dejé la masa de un día para otro (cosa difícil porque Javier se va comiendo la masa en cuanto la ve).
Para freír las croquetas, se les da forma primero: yo lo hice con una manga pastelera de boquilla gruesa, pero con dos cucharas también funciona, y eso que las mías quedan de cualquier forma excepto regulares... Empanar, lo típico: harina, huevo batido y pan rallado. Y a freír!
Con estas cantidades salen las de la foto (más menos 1 entre masa, la forma irregular, una pequeña de prueba...): 19! (je,je).



Ala a ser buenos!

lunes, 6 de julio de 2009

Una de cakes

Hulas!

Había que ir estrenando julio... pues sí, con alguna recetilla en el bolsillo. Hoy va de cakes, que tenía dos por ahí para estrenar.
En primer lugar:
Bizcocho de dátiles o Gâteau Reine Elisabeth
La receta la cogí del blog de Esperanza , que lo puso para que yo pudiese aprovechar un montón de dátiles que me habían quedado de otra receta por ahí sueltos...


Y de paso descubrí un cake delicioso, un topping contrastante y bueno, ahora hay que comprar más dátiles para repetir!!!!!!!!!!



Y por otro lado, una receta de i-Recetas. La he visto por otros blogs, pero bueno, me quedo con ésta... impresionante, y la he repetido un montón:
CAKE DE CALABACÍN Y CHOCOLATE
Ingredientes
60 g nueces troceadas
50 g chocolate negro troceado
270 g harina
12 g cacao en polvo
1 cucharada escasa de sal (por cucharada tomo una cuchara pequeña)
1 cucharada de bicarbonato sódico
1 cucharada de levadura
1 cucharada de canela
Una pizca de jengibre
2 huevos
155 g aceite de oliva
12 ml extracto de vainilla (una cucharada de las grandes)
300 g de azúcar (siempre le quito un poco)
155 g calabacín rallado
Preparación
Calentar el horno a 170ºC.
Tamizar la harina, y mezclar con la sal, el bicarbonato, la levadura, la canela y el jengibre. Ir batiendo los huevos con el aceite, la vainilla y el azúcar, mezclando bien de forma que quede uniforme.
Añadir la harina e incorporar bien. Por último, echar el calabacín, las nueces y el chocolate en trozos. El calabacín lo rallo manualmente, que no queda muy fino pero al cocer pierde textura.
Preparar un molde (tengo uno nuevo de silicona, que quedan estupendos sin engrasar ni nada) y echar en él la mezcla. Introducir al horno durante 45 min a 1 hora: en el mío sobre los 50 suele estar. De todas formas, a partir de los 45 min voy probando con un pincho hasta que salga limpio.
Desmoldar y dejar enfriar en una rejilla. Es del tipo de cakes que gana de un día para otro, en frío (al igual que el de dátiles). Yo lo he hecho muchas veces, con y sin nueces (un día no tenía y sí un calabacín: estaba estupendo igual!), y aguanta bien congelado... Vamos, que junto con el bizcocho de dátiles, son un "fondo de congelador", ji,ji. Siempre hay que tener algo para las visitas...
Feliz continuación de verano! Aunque en Galicia aún no lo hemos visto...