jueves, 23 de julio de 2009

HEMC#35: Mermelada de ciruela


Hola!

De esta vez me he animado, y presento una receta para participar en el HEMC#35: Conservas Caseras!

Y para demostrar lo casera que es, apunto: la he hecho con mi suegra, de las ciruelas que nos dio mi madre, de la huerta. Así, que como se suele decir, todo "made in feito na casa".

Ingredientes:

1 kg ciruelas (pesadas una vez sin piel ni huesos)
300 g azúcar
Un trozo de piel de limón

Pongo las proporciones utilizadas; normalmente cogemos la fruta a barullo y se pesa después.

Preparación
Se lava la fruta, revisando si tiene alguna zona mala que haya que quitar. Se pone así, sin pelar ni quitar hueso, a una olla a fuego fuerte, con la piel de limón (se puede añadir una rama de canela si se quiere). Como las ciruelas son muy jugosas, no hace falta añadir agua.

Se va removiendo mientras se calienta, de forma que la fruta empieza a soltar agua. Mínimo unos 10 minutos hasta que se va despegando la carne del hueso. De todas formas, ir ayudando con una cuchara de madera:

Cuando los huesos quedan bastante limpios, se va pasando la fruta por un chino, para eliminar las pieles y huesos. Es entonces, con la pulpa limpia (quitada la piel de limón y la canela) cuando se pesa para añadir el azúcar.
Las recetas originales, según Herminia, ponían 500 g de azúcar por kilogramo de fruta. No nos gusta la mermelada empalagosa, así que pusimos 250 g/1 kg (lo cual siempre depende de lo dulce que esté la fruta), y después se ajustó (unos 100 g más). Lo dicho, 300 g/1 kg finalmente.
Se deja cocer la pulpa y el azúcar a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Aquí es donde está el punto para las mermeladas: dejar cocer hasta que al poner un poco en un plato, esté espesa. Tiene que enfriar un poco en el plato, y comprobar que tiene el punto dejando que resbale.
A partir de aquí, se rellenan botes de cristal en caliente, hasta arriba de todo. Se cierra, y al enfriar baja el nivel de la mermelada en el tarro y produce el vacío para que se conserven.



Este año la mermelada de ciruela está riquísima, al igual que las ciruelas!!! La anterior es del 2007, y resultó más oscura. Porque el rojo que se ve en las fotos es natural: impresionante!
Ahora, toca disfrutar con tostadas, tartas, etc. Y repartir con la familia!

2 comentarios:

Sean MacGregor dijo...

Riquísima!!!! y un color que despierta el apetito.

por cierto, bonitas fotos.

Rocidito dijo...

Voy a preparar también mermelada de ciruela y encontre tu receta. Está muy bien escrita.
Me gusto mucho tu blog!