martes, 30 de junio de 2009

Termografía

Hulas!

Tengo un poco olvidada la radiografía y tac's... es lo que pasa al no tener tubo - o tenerlo estropeado!

Así que últimamente estoy jugando con una cámara termográfica. La termografía es la detección de radiación infrarroja, es decir, la radiación debida a la temperatura que tienen los objetos. Ésta depende también de la emisividad del material, y sirve para ver procesos, temperatura de diferentes materiales (la calibración en esto es complicada), fallos eléctricos en instalaciones... incluso como uso médico y veterinario para buscar inflamaciones, que se ven como un aumento de temperatura.
El otro día estábamos haciendo unas pruebas en una iglesia, y apoyé las manos en una pared de piedra. Así que, a falta de huellas, se ven las marcas!
Y hoy estuve jugando haciendo radiografías con otro sistema. Tenía un peladillo, una ciruela y una caja con sugus y galletitas...






Así que seguiré jugando... quién dijo que no se juega con la comida?
Por cierto, en España no es legal comercializar fruta radiada (sí importarla: las frutas tropicales no llegarían al consumo si no fuese así, entre algún otro proceso químico de conservación). La radiación que recibe esta fruta es de muy baja energía, con lo cual no supone ningún cambio biológico en ella, y se puede comer sin ningún problema.
Un saludo!

2 comentarios:

María dijo...

Oye me parece muy interesante esta entrada. La termografía de tus manos es impresionante, y la bolsa con galletitas está genial. Con respecto a la fruta radiada, si me dices que no hay problema, pues de ti me fío, pero la verdad es que si lo hubiese visto en algún telediario, estaría temblando. Lo de la radiación siempre lo asocio a algo peligroso. Un besiño y a seguir poniéndonos imágenes tan interesantes.

surfzone dijo...

¿Aceptas radiografías o tomografías por encargo, a nivel lúdico?
Siempre me ha fascinado ver las cosas por dentro :-O