martes, 16 de junio de 2009

Fin de semana variado

Hola!
No he estado haciendo muchas fotos para poner recetas, pero... este fin de semana pasado nos fuimos de excursión, así que hicimos acopio de comida:
En resumen: unas patatas fritas (Bonilla, cómo no: son de Coruña!), pistachos, fruta variada (papaya, mango, sandía...), un par de buenas chuletas para hacer a la brasa, cachelos, escalibada (pimientos y berenjena), hojaldre de puerros y bacon y tarta de limón!

Bueno, esto fue lo inicial... porque aún estamos comiendo hoy de las previsiones para el fin de semana! Y en casa faltaban un par de trozos de pan de Carral... Impresionante de rico el pan!

Pues no hice fotos de las recetas, pero como resumen:

- Escalibada: Se le hacen un par de cortes a las berenjenas para que se hagan mejor, y se pintan los pimientos y la berenjena con aceite. Al horno unos 40 - 45 min, a 180º, y girando las piezas a la mitad del tiempo.

- Hojaldre de puerros y bacon. Es una tarta muy, muy rica (caliente, fría, a cualquier temperatura) que he cogido de lasrecetasdemarichuylasmias. Vale la pena, y para cualquier ocasión!
- Cachelos: nada, tan sólo la cocción de 20 min de las patatas (con piel y bien limpias de antemano). Muchas veces las cuezo a medias y después las dejo 20 min al horno en papillote. Las patatas así hechas están riquísimas con relleno de mahonesa, zanahoria, remolacha, atún y maíz!

- Tarta de limón: he hecho una variante de la tarta de naranja del blog de lasrecetasdemarichuylasmias.

Zumo de 2 limones, 3/4 bote pequeño de leche condensada, 3 yemas de huevo y las 3 claras a punto de nieve, 1 sobre de gelatina de limón preparado con la mitad de agua de la receta (125 ml caliente + 125 ml fría).

Se deja enfriar la gelatina, y se junta con el resto (sin las claras) hasta tener una mezcla homogénea. Por último, añadir las claras a punto de nieve y a refrigerar sobre una base de galletas.

Mi base fue fina: 125 g galleta triturada, unos 30 g de mantequilla y chorro de leche. A veces añado - no fue el caso - una cucharada de cacao en polvo, que le da una gracia.

Por último, después de unas 2 horas refrigerando, se puede añadir una capa de gelatina de limón por encima (ya con las proporciones indicadas de agua). Yo sólo esperé una hora y se me mezcló con el resto, quedando - curiosamente - una capa intermedia de gelatina. De todas formas, la próxima vez le quitaré esta última capa, porque el resto estaba perfecto solo...

Algún día hablaré de la otra tarta fresca de limón que hacía yo... y que quedó en el aire porque retiraron los petit-suisses de sabor natural...

Un saludo y a disfrutar de la semana (es martes: ya queda menos!).

3 comentarios:

Sean MacGregor dijo...

Ir por ahí de paseo está genial, pero hacerlo con el conocimiento de ese despliegue culinario en el maletero es el cúlmen de las excursiones.
Es imposible no disfrutar de un fin de semana con esos manjares

anta dijo...

La tarta de limón me recuerda a una que hace mi madre. Esta tuya lamentándolo mucho no la podré probar, porque el huevo crudo está prohibido en esta casa, por eso de las alergias.
Que aproveche y hasta la semana que viene.
Esperanza.

Lucía dijo...

Lástima del huevo!

Nada, nada: habrá que seguir buscando alternativas, y en tu blog tienes muchas!

Un saludo!