martes, 10 de marzo de 2009

Scones (bollos de té)

Sigo con mis recetas varias del cumpleaños... Hoy tocan los scones!

Mientras, parece que llega la primavera... y con ella la alergia, y una de mis páginas favoritas!:

http://www.siam-cma.org/aerobioloxia/descripcion.htm

Junto con, por supuesto: http://www.meteogalicia.es

En la de aerobiología tienen explicaciones interesantes de los alérgenos (polen), junto con estadísticas, mapas por tipo de polen... La actualizan en la temporada polínica (marzo - octubre), así que este año acaba de empezar!

Y voy con la receta... Los scones son los típicos bollitos de té ingleses, y curiosamente son originarios de Escocia (cosas!). La receta que pongo la cogí de mi hermana long time ago y creo que ella de algún libro...

SCONES

Ingredientes

225 g harina con levadura
Una pizca de sal
50 g mantequilla a temperatura ambiente
25 g azúcar
1 huevo batido
5 cucharadas grandes (aprox) de leche entera
Harina para espolvorear

Posibles sabores:
50 g pasas sultanas
40 g nueces cortadas
50 g queso cheddar rallado (se quita arriba el azúcar)
1 cucharada de queso parmesano rallado (quitar el azúcar)
1 corteza de limón o de naranja rallada

Elaboración

Calentar el horno a 210º (la receta original pone 130, pero me parece una barbaridad: suelo estar en 200-210º).
Tamizar la harina y echar con la sal en un cuenco. Mezclar con la mantequilla y trabajar hasta que la mezcla quede como pequeñas migajas. Añadir y mezclar el azúcar. Si se hacen de sabores, se echa el ingrediente ahora.
Añadir el huevo batido y leche suficiente hasta conseguir una masa blanda, trabajándola bien.
Preparar una superficie enharinada (las encimeras de granito son geniales para esto) y estirar suavemente la masa con un rodillo hasta que quede de unos 2 cm de grosor. Cortar en círculos con un cortador enharinado (yo utilizo un vaso de cristal de yogur).


Se colocan los scones en una bandeja de horno, untada con margarina o espolvoreada con harina. Hay que distribuirlos de forma que casi se toquen, y se espolvorean con harina.


Hornear a 210º unos 12 - 15 min (en mi horno suelen llegar los 12), o hasta que hayan crecido y estén dorados. Una vez hechos, colocarlos sobre un paño limpio en una rejilla, envolviéndolos con el paño. Se dejan enfriar así para que el vapor se quede dentro.

Con la receta de arriba a mí me salen 12; en las fotos hice el doble de cantidad exactamente.

Se sirven templados o fríos, cortados untados con mantequilla y mermelada, etc. A mí me gustan solos con leche! Se pueden congelar conservándose durante 3 meses.
En cuanto a los sabores, los probé todos. Las fotos corresponden a los de limón, que saben muy frescos. También probé avellanas y almendras como frutos secos; las primeras quedan un poco secas, y las almendras con una cucharada de cacao/café en polvo tienen su gracia.
Para los de queso hay que quitar el azúcar. Los de cheddar quedan naranjas (muy bonitos), pero al comerlos hay que olvidarse de que sean bollitos dulces (pasa como con los muffins).
Después de estas recetas, volveré a las radiografías...





5 comentarios:

María dijo...

La verdad es que está todo bunísimo, no será muy bueno para mi dieta, pero.... haré un sacrificio. Por cierto ¿es aquí dónde se solicita un trozo de brownie?

Lucía dijo...

Habrá que presupuestarlo! (je,je)

MacGregor dijo...

Hooola, estos scones son especialmente recomendados para bajones(no de glucosa, sino anímicos)
1 ó 2 docenitas y te pones de mejor humor.

sapoconcho dijo...

(y si son de plastico)propongo que nos envies muestras gratuitas para así valorar con verdadero conocimiento.

Paula dijo...

Holas!!!
Lucía hace los scones como nadie, ya se puede ver en las fotos!! La pinta muy buena, y el sabor mejor aún!
La receta proviene de un profesor mío que era de Escocia, Richard, y que me dió muchos años clase de inglés en Vigo.
Besiños!!