lunes, 20 de agosto de 2012

Milhojas de merengue y crema

Buenas!!! Aquí, disfrutando la vuelta al trabajo (sniff, qué poco duran las vacaciones). Mientras, sigo estirando el poco tiempo para cocina y blog que me queda! Y uno de los resultados de este agosto ha sido la siguiente tarta de cumpleaños:



Tarta milhojas, de merengue italiano y crema pastelera! Puede parecer fácil, pero a mí me llevó un rato (previa fase de pruebas con el merengue italiano, gastando huevos a esgalla!). Así que la tarta, siguiendo receta de merengue y crema, llevó su tiempo. La trampa? El hojaldre es comprado... vacaciones sí, pero no tanto tiempo como para empezar a hacer hojaldre yo! (para la fase 2).

TARTA MILHOJAS DE MERENGUE Y CREMA

Ingredientes (6-8 personas)

3 planchas de hojaldre, cortadas en círculos (26 cm diámetro)
1 yema de huevo rebajada con 2 cucharadas de leche, para pintar el hojaldre
Azúcar glas para decorar

Merengue italiano (el más utilizado para tartas)
5 claras de huevo (o 4 según tamaño), a temperatura ambiente
50 g azúcar
200 g azúcar + 125 ml agua para el almíbar

Crema pastelera (receta de Sadler, del libro 'Recetas de postres')
1/2 l leche
50 g + 50 g azúcar
4 yemas de huevo
60 g harina
1/2-3/4 vaina de vainilla
1 piel de limón

Preparación

Esta tarta es preferible realizarla con un día de antelación; guardada en la nevera mejora la textura del merengue y el sabor en general, al enfriar bien. Las tres partes (plancha de hojaldre, merengue y crema) han de enfriar bien antes del montaje final.

Crema pastelera
Poner a hervir la leche con 50 g de azúcar, la corteza de limón y la vainilla, y reservar. Montar con unas varillas las yemas con los otros 50 g azúcar; cuando la mezcla claree y aumente bien, añadir la harina poco a poco, tamizándola para que no se formen grumos. Agregar la leche hervida, remover bien y por último colar la mezcla.
Volver a ponerla a fuego medio - alto, removiendo continuamente unos 4-5 minutos hasta que la mezcla cuaje y coja la consistencia deseada. Sacar del fuego y traspasar a otro recipiente para que enfríe bien. Se puede espolvorear con azúcar extrafino por encima, que al deshacerse evita que se forme la película superficial.

Merengue italiano
Poner a hervir los 200 g de azúcar y los 125 ml de agua para formar el almíbar, diluyendo primero. Mientras, comenzar a batir las claras a punto de nieve; cuando hayan triplicado su volumen ir añadiendo el azúcar en forma de lluvia, para que no bajen. 
El almíbar debe seguir cociendo hasta alcanzar el punto de bola (a 120ºC aproximadamente, este punto se alcanza entre 117 y 125ºC). En este punto el almíbar está claro, espeso y burbujeante, con las burbujas con una consistencia espesa. Para comprobarlo, que llegue a los 120ºC, o con un tenedor al mojar en el almíbar las últimas gotas quedan adheridas a las puntas sin caer.

A continuación, hay que añadir este almíbar a las claras ya montadas. Añadirlas mientras se siguen batiendo, con un hilo al recipiente (para que no baje el merengue) o sobre las varillas de la batidora (con cuidado de no salpicar). Cuando esté incorporado completamente el almíbar, se pueden añadir unas gotas de limón para que quede más blanco. Seguir batiendo, a velocidad más baja hasta que esté templado.

Dejar que enfríe completamente, en la nevera.

Tarta milhojas
Preparar las planchas de hojaldre, pinchándolas  y untándola con la yema y leche. Hornear según las indicaciones, o hasta que esté dorado (200ºC unos 15 minutos). Dejar enfriar y antes del montaje, espolvorear con azúcar glas. 
Para el montaje, extender sobre una plancha la crema, colocar encima la siguiente y distribuir el merengue (aproximadamente queda el doble de espesor). Coronar con la última plancha de hojaldre, y añadir cualquier decoración al gusto...

Dejar reposar de un día para otro: el merengue mejora en textura, y la tarta fresca está deliciosa! A disfrutarla...


4 comentarios:

123 a comer dijo...

UFFFF SI MI MADRE LO COGIERA NO DEJARIA NAAAAA. ME QUEDO Y TE SIGO ME GUSTA TU BLOG.BESOS

Lucía dijo...

Gracias por la visita, nos vemos!

Ruben dijo...

Bien hecho, el hojaldre casero es eterno (el sabor es glorioso, eso sí).
Me encanta el colorcillo rosado, precioso.

JUAN RODRIGUEZ dijo...

Hola, en horabuena, magnificas tartar.

Gracias.

http://www.peluchesadomicilio.com/