domingo, 15 de agosto de 2010

De comida por el mundo: Marrakech!

Buenas!!!!

Aquí estoy, aprovechando las VACACIONES (sí, con mayúsculas :D). Y, como se deduce del título, estamos en Marrakech! Nada, tres días así a lo rápido y decidido en el último momento: emocionante! y teniendo en cuenta que estamos en otro continente! El año que viene tocará Asia ;D.

Mientras, aprovecho que en el riad que estamos alojados hay wireless (qué haríamos hoy día sin internet) y quería saludar con una entrada pequeña en el blog. Para que lo sepáis, me estoy aplicando duramente a la comida. Aunque parezca mentira, porque hace un calor de carallo (sí, he dicho de carallo y eso que hoy llovió, de verdad), una tiene un hambre de muerte!

Además, pedazo desayuno el de hoy, y qué rico todo:

Que si frutas, unos pocos dátiles e higos, bollos, mermelada de higos y naranja, miel... abuff!

Y de comidas? Aprendiendo las delicatessen locales junto con algunas palabras de francés olvidado:



harira (una sopa con garbanzos, pollo y - suspiro - cilantro)










tajín (un guiso tradicional; éste con pollo, cebolla, limón y olivas)











brochetas de ternera











cous-cous con verduras, pollo y cordero


dulces marroquíes (miel, almendras)

y té, mucho té. Pensé que no me iba a entusiasmar, porque es bastante azucarado (nunca tomo café o té con azúcar) y a la menta (no soporto la menta), pero estoy enganchadísima! Refresca, curiosamente, y sienta de un bien... entre las comidas y por el medio del día, debemos llevar ya un par de litros, y sólo llevamos aquí un día!

Así que seguiré investigando. Un bico rápido!

6 comentarios:

Begoña dijo...

Lucía, disfruta!!!!!
La verdad es que la cocina marroquí es un mundo a descubrir y la repostería es impresionante.
Qué envidia me estás dando....
Un saludo, Begoña

Ajonjoli dijo...

he estado dos veces en marruecos y me gustó mucho el viaje. Eso sí, hicimos todo lo que supuestamente no se debe hacer: comimos en los puestos de jemaa el fnaa (o cómo se escriba), bebimos zumo de naranja de vendedores callejeros, aceptamos gustosamente las bebidas y comidas que nos ofrecían en los pueblos de montaña por los que pasábamos, nos metimos en los hamam de barrio.... y nunca enfermamos. Así que tú disfruta sin complejos del viaje.
un beso.

ifrit dijo...

Pero que ben vos coidades!! :D

A min vólvenme tolo os doces árabes :)~~~~~~

Sean MacGregor dijo...

ahí va! me temo que lo hemos hecho igual de mal que Ajojolí! hemos comido en puestos, comprado fruta en la calle... y tampoco enfermamos.

Eso sí, nos lo pasamos en grande!!!

Lucía dijo...

Hola a todos!!!! Pues sí, es un viaje que vale la pena (aparte de empaparnos y riadas de ayer ;D). Y hoy ya recogiendo... última parada por museos y p'a casiña!

Ya ordenaré con calma fotos... me llevo un sabor a dátil y té, un gustazo!

surfzone dijo...

Coincido contigo, un viaje altamente recomendable, nosotros fuímos allí hará un año y medio y aún tengo un grandísimo recuerdo (tengo fotos para Catacuina, pero aún no las he editado...).
Por cierto, si aún estás por ahí, traete especias, ¡muchas especias!