miércoles, 2 de septiembre de 2009

Ésta, de peras!

Hulas a todos!!!

Aquí de vuelta, intentando sobrevivir la primera semana de trabajo después de vacaciones... Y yo que pensé que iba a ser fácil! :D

Ya se han acabado las peras en casa de mis padres... Bueno, faltan los peros (peras más pequeñajas y duras, muy ricas asadas!). Este año hubo aluvión de peras... Y estaban muy, muy sabrosas! Al igual que las ciruelas, debió influir el buen invierno de lluvias que hizo.


Así, además de comer un montón de peras, dio para peras cocidas, asadas, crudas... y cómo no:

MERMELADA DE PERAS!!!!

Creo que al final la proporción de azúcar y fruta (ya limpia y sin pelas) fue 1 kg / 250 g... Las peras estaban muy dulces, y había añadido más cantidad para compensar el azúcar que fue mucho inicialmente.

A las peras tampoco les eché agua, que de jugosas no hacía falta... Sí añadí, al cocerlas, una piel de limón, un trozo de canela en rama y una vaina de cardamomo. El cardamomo lo he utilizado en alguna receta oriental que otra, pero no en recetas dulces. Había leído una de pastelitos con pera, así que me animé a probar en la mermelada. Se le nota el toque en el sabor, realzando el de la propia fruta. Así que el año que viene haré más!

Y ahora toca seguir comiendo tostadas, je,je:


Pero bueno, algo más hay que hacer cuando se tienen un montón de peras en casa y tus padres están fuera de vacaciones...


TARTA DE PERAS Y MELOCOTÓN

Ingredientes

Base. 175 g harina
100 g mantequilla esponjada (blanda y bien revuelta)
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de azúcar glas
Una pizca gorda de sal
Relleno. Peras al gusto (7-8 hermosas)
Un par de cucharadas de azúcar moreno (también al gusto y según cantidad de peras)
Melocotones en almíbar para cubrir la tarta
Mermelada de ciruelas

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC.

Juntar los ingredientes para la base de una vez, amasando bien. Preparar un molde desmoldable (21 cm de diámetro) engrasándolo con margarina y pan rallado (o harina) y extender la masa.

Preparar la compota de peras: trocearlas y poner a cocer con azúcar moreno al gusto, primero a fuego fuerte y bajándolo cuando la fruta empiece a soltar agua y ablandar. Dejar cocer unos 10 -15 minutos, o hasta que la compota esté al gusto. Dejar que temple un poco.

Echar la compota sobre la base, y montar la decoración por arriba.

Para eso, se cortan los melocotones en almíbar en cuñas finas, e ir cubriendo la compota en círculos concéntricos.

Calentar la mermelada de ciruelas, y untar la superficie de la tarta con ellas. Así coge un contraste de colores estupendo!

Ahora, al horno: unos 20 minutos más o menos, para que se haga la base. Y a disfrutar!

A nosotros nos duró un día....



Y una vez acabado las peras (y el verano), esperaremos a las manzanas... que aún no sé qué tal están este año, pero se me están poniendo los dientes largos...



Un beso y feliz septiembre!!!!

7 comentarios:

Sean MacGregor dijo...

y no tengo muy claro el motivo por el que duró un día, porque estaba buenísima.

anta dijo...

¡Qué animosos volvéis de vacaciones! Mermelada y además tarta. Qué lujo, y qué rico.
Besos. Esperanza.

Lucía dijo...

Pues aunque la vuelta sea dura, siempre hay que intentarlo!!!

Y ahora sigue la época de mermeladas, con pexegos, manzanas... Yo sigo esperando a las castañas para tu receta, Esperanza!

Pedro Garcia Millan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Kako dijo...

Lucia, muy buenas tus recetas. La verdad es que desconocía que hubiesen algunas peras machos, esas chiquitas y asadas?, que rico suena, con algún queso azul encima?, puede ser?

Besos y divina mermelada!

Lucía dijo...

Gracias, Kako!!! Pues sí, los peros son pequeñajos y de carne dura, pero sabrosa!

La verdad, nunca las probamos con algo salado... así que este año lo intentaremos, que seguro que es una buenísima idea!

Un beso!

surfzone dijo...

Yo tengo un botecito en casa :-P