jueves, 10 de septiembre de 2009

Berberechos y lomo relleno

Hulas a todos!

Nada, últimamente estoy hecha un desastre: ni recetas, ni radiografías... Debe ser el síndrome postvacacional! ;D. Así que bueno, hoy intento aplicarme y pongo dos recetillas de una comida en casa estas vacaciones. E intentaré seguir haciendo recetillas, que a ritmo de las estupendas que hay por los blogs adelante tengo lista de espera!!!!

Así que nada, muchos saludos y bicos y ánimos, que últimamente parece que estamos todos nerviosos y cansados. Y como le dije a una compañera de trabajo: "yo cansada y con hambre soy una persona muy, muy desagradable!"

BERBERECHOS AL VINAGRE BALSÁMICO

Ingredientes (4 personas)

1.5 kg berberechos
Un chorro de vino blanco
1/2 vaso de vinagre balsámico
1/4 mismo vaso de vino oloroso (como un Pedro Ximénez)



Si se compran de un día para otro, conservar los berberechos en la nevera, en un bol con agua salada para que no se mueran. Se debe ir cambiando el agua cada pocas horas para que de paso vayan soltando todas las arenas que tengan. Y si se toman en el día, lavarlos muy bien en agua fría escurriéndolos varias veces.

Para hacer la salsa, se reduce el vinagre balsámico y el vino en un cazo a fuego medio - bajo, durante unos 15 - 20 minutos. La mezcla debería espesar un poco; a mí me quedó un poco líquida pero buena de sabor!

Una vez hecha, proceder a abrir los berberechos. Yo los pongo en una pota con un chorro de vino blanco, sin más. Se deja hervir a fuego lento, y cuando estén abiertos, se retiran.

Se sirven los berberechos y se deja la salsa para echar al gusto por encima...

La foto es de los que quedaron, que los guardé sin cáscaras para el día siguiente! La receta original (de una revista de Lecturas) preparaba los berberechos con cebolla y romero. Sin embargo, y debido a intolerancias varias, los hice así, al vapor.

En casa somos muy aficionados a los bivalvos (sobre todo yo), y los mejillones y berberechos los tomamos a menudo: ricos y baratos! También me encantan las vieiras, pero ésas se las dejo a mi madre, que en Navidad las hace exclusivamente para mí...

LOMO RELLENO CON SETAS

Ingredientes (8 personas)

1.5 kg lomo de cerdo, abierto en libro (qué mano tenía el carnicero!)
8 lonchas de bacon
2 manojos de espinacas tiernas
Un puñado de piñones
Queso ricotta
Tomate triturado
Aceite de oliva, sal y pimienta

Guarnición
5 lonchas de bacon
Un puñado de tomatitos
2 zanahorias
1 vaso de vino blanco
500 g setas variadas
Patatas cortadas en cubos


Preparación

Escoger y lavar las espinacas. Cocerlas en la cazuela sin añadir agua (tienen la de lavarlas) durante 4-5 minutos. Escurrir y reservar.

Calentar el horno a 200ºC.

Cortar el bacon en trozos y picar de forma gruesa los piñones. Dorarlos unos 3 minutos en una sartén con el fondo cubierto de aceite. Añadir las espinacas y rehogarlas en la mezcla, salpimentando al gusto (ojo con el bacon). Reservar.

En este punto, se cortaría el lomo para rellenar enrollado. Yo se lo pedí al carnicero, así que no tuve mucho trabajo! Abrirlo, salarlo ligeramente - por dentro y por fuera, y añadir la mezcla de espinacas. Una vez extendida, ir poniendo cucharadas pequeñas de queso ricotta esparcido, para que se funda al ir al horno.

Enrollar la carne y atarla con hilo de cocina, y ajustar de sal si se quiere. Una vez bien atado, dorar el rollo en una cazuela con unas cucharadas de aceite, y trasladarlo a una fuente de tamaño suficiente y untada con aceite.
Truco de mi madre: añadir un par de cucharadas de tomate triturado al aceite que queda de dorar el lomo, calentarlo y que una bien, y rociar el rollo de carne antes de meter al horno. Queda tostado y de color muy rico con el tomate!

Detalle: la receta original añadía un par de ajos, así como un ajo y cebolla en la guarnición. Al igual que con los berberechos, los quité... Y he de reconocer que no se echaban en falta!

Hornear: 35 minutos, 200ºC.

Guarnición.

PATATAS. Cortar las patatas en cubos y freírlas ligeramente. Después, ponerlas en una fuente para el horno, con algo de aceite para que no se sequen, y dejarlas 20 minutos al mismo tiempo que la carne.

Limpiar y trocear las setas, raspar las zanahorias y trocearlas menudas, cortar a la mitad los tomatitos y cortar en trozos el lomo (es lo que llamo "pixelar" los ingredientes).
Dorar el bacon en la sartén con un buen chorro de aceite; cuando esté dorado, añadir las zanahorias y los tomatitos, y dejar rehogar unos 5 minutos. Por último, añadir las setas y el vaso de vino y dejar cocer 10 minutos (o hasta que las setas estén hechas), salpimentando al gusto. Reservar.

La receta original sólo ponía la primera guarnición. Peeeero, esto es Galicia. Y en Galicia no sabemos comer sin patatas, con lo que había que añadirlas! Lo de que estén buenísimas así hechas es otra cosa... Mi marido cuenta lo que le ocurrió en Burgos, en una reunión de coordinación de gente de toda España: pusieron conejo de menú, y una vez servido, todo el mundo empezó a comer menos los gallegos, que esperaban a que llegasen las patatas que nunca llegaron...

Y otro día hablaré de esa teima que también tenemos de que si no sobra comida no se ha comido... (mismamente, la comida de esta receta nos dio para dos días más).

El resultado es, cuanto menos, colorido! Y la receta aunque parece laboriosa no lo es... sólo hay que organizarse y empezar troceando!
Y por ahora nada más (y nada menos). Un beso y feliz semana, que promete emociones fuertes!

5 comentarios:

Sean MacGregor dijo...

La textura y sabor de las espinacas y el queso ricotta le dan a la carne un toque sencillo y muy agradable. Esa comida fue un manjar... que como bien dice la "blogger" se extendión un par de días más (por cierto, recalentado está excelente).
Vamos que muy rico.

anta dijo...

Me quedo con los berberechos. Cada vez comemos menos carne en casa, no sé porqué. Aunque esas verduritas que se ven al lado de la carne deben estar buenísimas.
En cuanto vea los berberechos en la pescadería probaré tu receta.
Besos y a descansar.
Esperanza.

Lucía dijo...

Hola, Esperanza!

Espero que te gusten tanto los berberechos como a Sean y a mí...

Eso sí, nosotros somos más carnívoros que otra cosa!!!

Un saludo y gracias por la visita!

Kako dijo...

Que medios platos!, los berbechos lucen deliciosos, aunque la carne no se queda atrás, una presentación fabulosa.
Besos!

Lucía dijo...

Gracias, Kako!!! No suelo hacer comida tan elaborada, pero vale la pena el esfuerzo!