lunes, 8 de febrero de 2010

Hojaldre de berenjena y tomate

Hulas a todos!!!!

Qué desaparecida ando... Pido disculpas! Sigo sin tener mucho tiempo (eso es bueno, implica que hay trabajo ;D) aunque sí hago visitas por un montón de blogs... rápidas, sin muchos comentarios, pero intentaré ponerme al día! (propósito de año nuevo atrasado, je, je).

Además, últimamente intento cocinar los domingos para casi toda la semana y ahorrar tiempo a la noche siguiente. Era una asignatura pendiente, cocinar con tanta antelación, y poco a poco lo voy consiguiendo! Lo único que no me paro tanto y no hago fotos, recetas muy novedosas, ni nada (pero hay comida, que es lo importante!).

De aquí viene mi receta sencillota de hoy. Siempre tengo alguna lámina de hojaldre en el congelador, y cuando hay que aprovechar verdura en casa o hago crema de verduras (como hice en alguna entrada anterior) o pisto! Y el pisto envuelto en hojaldre es una delicia... Ésta, otra variación verdura - hojaldre... A disfrutar!

Hojaldre de berenjena y tomate

Ingredientes (para 2-3)

1 lámina de hojaldre congelada
1 berenjena pequeña
1-2 tomates
1 lata de atún mediana
Queso philadelphia, y si hay ricotta, mejor que mejor!

Preparación

Poner a descongelar la lámina de hojaldre. No sé cuánto tiempo indican en la caja, pero a mí me suele llegar una media hora mientras preparo otra cosa.

Precalentar el horno, a unos 190ºC.

Cortar en rodajas finas el tomate y la berenjena. Colocar las rodajas de berenjena en un plato, salarlas e introducir al microondas. Hacerlas unos 2 minutos a máxima potencia, con cuidado de que queden blandas pero no se quemen.

Engrasar un molde de cake. Forrarlo con la lámina de hojaldre e ir pinchándola con un tenedor para que no suba demasiado el hojaldre. A continuación, ir montando el relleno: capa de berenjena, capa de tomate y atún desmigajado por encima (una vez escurrido el aceite). Se añaden trocitos de queso (yo usé philadelphia, que era el que había en casa) y se monta otra capa.

Los ingredientes llegaron para dos capas, pero bueno, al gusto y según quede! Al acabar, se cubre cerrando bien con el hojaldre, para que no se abra. Y al horno con él! Unos 20 minutos a 190ºC, o hasta que el hojaldre esté tostado por fuera.

Rico, sano y rápido!!!

Pero no sólo de cosas rápidas vive el ser humano... El otro día en el supermercado había unos bueyes tan bonitos que tuve que comprar uno. Eso, y que estaban de oferta :D! La primera vez que cuezo uno en casa: mucha agua, mucha sal y hojas de laurel. Lo malo fue meter el bicho en la cazuela: cuando lo saqué mientras se calentaba el agua y vi cómo se movía, me quedó un mal cuerpo...

Estaba muy bueno!!! Si no hay como tener hambre para que se quiten los remilgos...
Un beso y feliz semana! Y para animarse, una cancioncilla que cuando la escucho en la radio conduciendo al trabajo por la mañana, sienta genial:


6 comentarios:

epa! dijo...

Lucía, berenjenas, tomates y hojaldre, ¡qué combinación tan rica!
Lo de hervir el buey de mar la verdad es que a mi me costaría, tengos muchos remilgos con esas cosas... así que pido ración doble de hojaldre y me quedo tan pancha.
B*

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que bueno, Lucia!, otra opcion para las berenjenas que ahora las vi hermosas en el super
un beso
Gaby

Lucía dijo...

Hola!

Me alegro que os hayan gustado las berenjenas... una solución tan rápida para una comida!

Un beso!

anta dijo...

Pues no me vienen mal las recetas rapiditas. Probaré.

Esperanza.

marilu perez dijo...

Como te comprendo, yo he estado como dos meses out! (Y ahora disfrutando como una loca con todos vuestros blogs...je je)
¡Besos!

Lucía dijo...

Hola, Esperanza!!! Me alegra leerte... últimamente sólo doy para recetas rápidas!

Hola, Marilu! Bienvenida entonces... que la vuelta sea leve y a disfrutar!